Herrera: “Admiro a Romario y Müller es mi espejo”

Fuente: Diario Ole

El delantero vive del gol y Jonathan Herrera lo sabe a la perfección. El punta de Riestra terminó el 2015 futbolístico como goleador del país con 28 tantos. Ese mismo que empezó a asomar en el humilde Centro Español y que de a poco fue madurando para ser el máximo anotador en la D, luego en la C y en el primer año del Albinegro en la B Metro. Así, lleva 118 goles en su historia, es seguido por varios clubes de la A y hasta tuvo la gran chance de irse al fútbol de Qatar, pero se quedará en Riestra al menos seis meses más.

Herrera, con la sonrisa y humildad que lo caracterizan, en charla con Olé explicó lo que siente: “Sé que me elogian de muchos lugares y eso me da una doble satisfacción. Sigo trabajando para que las cosas salgan bien”.

-¿Qué se siente al ser el goleador de la Argentina en este 2015? Porque 28 goles es muchísimo.

-Es una emoción enorme saber que logré cumplir el objetivo que me puse antes de arrancar el campeonato. Cuando convertís, lo primero que te pasa por la cabeza es la imagen de tu familia y ésa es la fuente de motivación constante que tengo para hacer goles. Me acuerdo de que cuando debuté en Centro Español en 2009, entré de volante por la derecha, y recién la primera vez que jugué de titular lo hice como delantero. Gracias a Dios pude convertir y empezó mi carrera de goleador.

-¿Y si tuvieras que venderte como persona y jugador, qué dirías?

-Soy un tipo de familia y me siento lleno cuando puedo solucionar los problemas de mi casa. Creo, por sobre todas las cosas, que siempre hay que mantener la humildad, ése es el secreto de un jugador que va en ascenso. En cuanto a lo futbolístico, trato de ser lo más frío posible a la hora de definir y de mantener los cambios de velocidad, que es lo que me ayuda a sacar diferencias.

“Admiro a Romario y Thomas Müller es mi espejo. De ellos veo algunos movimientos para imitar”.

 

-A tus 24 años, ¿creés que estás en el momento más alto de tu carrera?

-De ninguna manera, si bien estoy en un muy buen pasaje de mi carrera, siento que éste tiene que ser un buen trampolín para lo que se venga. Se habla mucho de mi futuro, pero me parece que lo tengo que tomar con tranquilidad porque acá estoy bárbaro y además, gracias a la gente de Speed estoy sacando a mi familia adelante.

-¿Qué significa Riestra?

-Es un club en el que uno está como si fuera su casa. Desde que llegué hay crecimiento deportivo e institucional, ascendimos dos categorías y el primer año que estuvimos en la B fue bueno. Logramos los 50 puntos que nos planteamos y les ganamos a los dos que ascendieron (Brown -A- y Almagro).

“Siento que éste tiene que ser un buen trampolín para lo que se venga”.

 

-¿Existe mucha diferencia entre las categorías?

-Hay fricción en todas, pero en la BM nos hicieron sentir un cambio. Se juega mucho con la trayectoria y la experiencia. En un momento tuvimos la mitad del plantel lesionado y eso fue una contra. En cuanto a lo personal estoy feliz de haber jugado los tres años sin ninguna lesión.

-¿Y cuál es tu modelo de delantero?

-Admiro a Romario y Thomas Müller es mi espejo. De ellos veo algunos movimientos para imitar.

-¿El gol más lindo?

-Las tres veces que hice cuatro (Barracas, JJ y Dock Sud) son las tardes más recordadas porque eso no pasa todos los días.