Esos Locos Bajitos…

Bajo la conducción de Ortiz y Bravo, sus dos enanos, Riestra se divierte jugando: goleó 4-1 a un muy pálido Defensores y quedó a tres de la punta.

De a ratos, me hizo acordar al Riestra que fuimos en la D y en la C. Tocando, jugando. Hicimos lo que nos trajo hasta acá”. Jorge Benítez sabe de lo que habla. Fue y es parte del exitoso proceso que llevó a Riestra desde la última categoría del fútbol argentino a estar a tres puntos de la cima de la Primera B. Inicialmente como jugador y ahora como DT, Benítez conoce como pocos la esencia Blanquinegra, ésa que por momentos se vio en la gran goleada 4-1 a Defensores.

Los del Bajo Flores ratificaron el 5-0 de la fecha anterior ante Almirante. Es que si bien los resultados venían acompañando bastante, ayer se vieron después de un tiempo esos destellos de fútbol que tanto los destacaron hace unos años. Bajo la conducción de Gabriel Bravo y Mauro Ortiz, los poderosos chiquitines del plantel, Riestra hizo lo que mejor le sale: puso la pelota al piso, llegó con mucha gente al área y, por momentos, se floreó a puro toque y gambeta. Claro, siempre al ritmo de sus enanos.

Nobleza obliga, está claro que el gol tempranero cambió por completo el trámite. A los 4’ Herrera convirtió un claro penal cometido por Goux y de ahí en más Riestra fue una aplanadora. Para colmo, el Dragón cometió errores groseros y les facilitó todo a esos locos bajitos, que se divirtieron y golearon.

Fuente: Diario Ole