“Todo es a base de trabajo y sacrificio”

Gustavo Benítez dialogó en exclusiva sobre el gran momento del Blanquinegro, que aguarda por la Final del Torneo Reducido en busca del ascenso de categoría.

El Tata Benítez habló  y se refirió al buen momento que atraviesa la institución, ya que el objetivo principal fue otro, la salvación de la categoría, y se terminaron encontrando con otro rumbo. A respecto, indicó: “La verdad que al principio costó, hablando con los compañeros, el primer semestre del campeonato era para adaptarse a Riestra, sobre todo los refuerzos que habíamos llegado. Después, cuando arrancó la pretemporada, se vio otra cosa, se vio un equipo a que jugaba, que era lo que quería, pero siempre haciendo lo mismo, sin renunciar a lo que era Riestra”.

“Si bien al principio sabíamos que teníamos que sacar muchos puntos para mantener la categoría, porque había muchos equipos en la zona de abajo, a medida que iban pasando los partidos nos íbamos haciendo más fuertes, los rivales nos empezaron a respetar un poco más”, señaló respecto a la transformación del objetivo principal y del equipo en general.
Además, no dejó de remarcar lo que es Riestra como institución: “Esto que nos está pasando es muy meritorio, pero a base de trabajo y sacrificio, el día a día, no hay nada librado al azar, es todo trabajo y estar concentrado. Es un equipo duro que cada vez se va afianzando bien.

El trabajo fue en conjunto con el cuerpo técnico, con la gente que maneja el club”.
El Tata, como lo apodan todos en el Bajo Flores, no se sorprende por le momento del club: “Nosotros sabíamos que si trabajábamos duro y le metíamos en el día a día nos podía ir bien. El equipo está para cosas importantes, el equipo tiene recambio a pesar de que no tiene gente de renombre. Si bien sabemos que nos hicimos muy fuertes este último tiempo, partido a partido se va trabajando, analizando todo, hasta el rival. Lo más importante es no abandonar el estilo de juego que tiene Riestra, fue lo que nos llevó hasta acá”. Lo que lo sorprendió a Benítez y al resto fue el nivel de otros equipos: “Si nos sorprende que equipos como Atlanta, Platense o Barracas Central ya hayan quedado afuera, que se habían armado para ascender y que hayan quedado afuera eso es la sorpresa. Y eso le da más mérito a lo nuestro, a donde estamos hoy”.

Sobre el futuro del equipo y la presión que puede surgir en este momento, Benítez explicó con altura: “Creo que más que presión es un compromiso que nos tomamos nosotros como grupo, dejando muchas cosas de lado, en la familia, yo como cabeza de grupo y capitán del equipo, he hablado mucho con los más jóvenes que han dejado cosas de lado, también el cuidado personal”. Y respecto a cómo quiere cerrar este último tramo, sostuvo: “Sería glorioso coronarlo con un ascenso, me ha tocado ascender una vez, el prestigio que te da es inigualable, nosotros vamos por eso”.

Finalmente, cerró describiendo al equipo en la actualidad: “Lo más fuerte es que es un grupo bárbaro, nos llevamos bien en la cancha. Sabemos cuándo el equipo se tiene que defender, cuándo tenemos que atacar y creo que lo que nos llevo hasta acá, fue que defendemos y atacamos todos.

Si bien no convertimos muchos goles en la primera parte, encontramos la regularidad en mantener muchas veces el arco nuestro en cero, también se trabajó en el año y es lo más fuerte”.