Insólito: se suspendió Comunicaciones-Estudiantes entre incidentes y la falta de policías
Por la semifinal de vuelta, en Agronomía, no se pudo terminar el partido.
El árbitro Di Bastiano suspendió el partido por falta de garantías. (Twitter)

Violencia en el Fútbol
Faltaban seis minutos para el final de la segunda semifinal de vuelta del Reducido de la B Metropolitana cuando todo se fue al diablo. En Agronomía, Comunicaciones superaba 2-1 a Estudiantes de Buenos Aires y se clasificaba a la final por un ascenso al Nacional (allí espera Riestra), pero el partido no pudo terminar.

Fue confuso y difícil de entender lo que pasó en la cancha de Comunicaciones. El grupo de dirigentes y allegados al plantel visitante empezó a los gritos, muy nerviosos. Y los jugadores del Pincha se acercaron al alambrado alertados por su gente. No había policías.


El árbitro, Lucas Di Bastiano, primero suspendió el partido aunque declaró para la televisión que no sabía lo que estaba pasando. Marcelo Lamas, capitán de Estudiantes, le puso palabras al conflicto: “Están atacando a nuestra gente con armas blancas y no hay seguridad. No hay policías. Nosotros queremos salir a los vestuarios, pero nadie nos protege”.

El momento de mayor tensión fue cuando el vicepresidente de Estudiantes de Buenos Aires, Jorge Barrios, se fue acompañado por otros de Comunicaciones: estaba cortado. Juan Carlos Kopriva, el entrenador del equipo visitante, también se manifestó: “No sabemos qué es lo que pasa. Si hay gente con armas, si hay facas. El partido tendría que terminar de otra manera”.


El árbitro Di Bastiano suspendió el partido por falta de garantías. (Twitter)

“Realmente no sabemos lo que pasó y no viene el jefe del operativo. Por eso lo suspendí cuando faltaba un minuto y otros 4 de adicional. Una lástima”, señaló por su parte el juez del encuentro, que tras esperar un “tiempo prudencial” decidió suspender el partido para “sacar a la gente de Comunicaciones para que pueda salir la de Estudiantes”.

Los jugadores de Comunicaciones empezaron a festejar en el campo de juego la clasificación a la final del Reducido. El Cartero se jugará la chance de ascender por primera vez a la B Nacional. A menos que el Tribunal de Disciplina de la AFA decida lo contrario. ¿Y la policía? Brilló por su ausencia.

Más tarde, el que se refirió al tema fue el presidente de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, que prometió trabajar para erradicar estos penosos episodios del fútbol argentino.