El delantero Mauricio Fernández, que mide apenas 1.53m, es uno de los nuevos refuerzos del Blanquinegro. Llegó proveniente de Atlas. También se sumó Nicolás Varela, ex Comu.
El plantel profesional de Deportivo Riestra sigue afrontando la pretemporada, en busca de lograr su mejor forma física y futbolística de cara a lo que será el arranque del Campeonato 2017/2018 de la Primera B Nacional, en el que debutará de forma absoluta luego de haber conseguido el ascenso.

Los trabajos del equipo dirigido técnicamente por Jorge Benítez se están realizando exclusivamente en el predio de La Candela, algunos días en mas de un turno. En tanto, el plantel ya afrontó el primer amistoso de la pretemporada, ante Estudiantes de Buenos Aires.

Fernando Joao, Juan Ignacio Semería, Franco Mantovano, Santiago López, Jeison Murillo, Luis Quiroga y Mauricio López son los refuerzos que tiene confirmados hasta acá el Blanquinegro. Y justamente el último, fue uno de los que arreglaron más recientemente su desembarco en el club.

Mauricio Fernández nació el 15 de abril de 1997. Empezó a jugar a la pelota a los cinco años de edad en el club de barrio Zuviría. Por aquel entonces, su técnico lo llevó a probarse al club Banfield, donde estuvo a prueba durante un año junto a otras categorías más grandes. Luego de trece años en el club, a mitad del año pasado deciden dejarlo libre y acordó su llegada a Atlas, donde estuvo durante la última temporada.

Ahora el joven delantero tiene una oportunidad única: jugar en la segunda categoría del fútbol argentino. Y su físico quizás recuerde a Mauro Ortiz, el atacante que se destacó durante la última temporada en el mismo club y que ahora jugará en la máxima categoría defendiendo la camiseta de Talleres de Córdoba.

Es que Mauricio Fernández mide apenas 1,53 metros, lo que lo convierte en uno de los jugadores más bajitos del fútbol local, si es que no es el más pequeño. Característica que le permite escurrirse entre los defensores rivales, por lo general altos y con menor destreza física, más preparados para buscar rechazar en el aire.

Encima, el jugador oriundo de Monte Grande y con pasado en las inferiores del Taladro posó para la foto nada más ni nada menos que junto al capitán Gustavo Benítez, quien es uno de los futbolistas más altos del plantel. Le sacó, al menos, dos cabezas:

Por último, en estas horas se acordó el arribo de un refuerzo más. Se trata del mediocampista Nicolás Varela, que viene de desempeñarse justamente en Comunicaciones, el rival de Riestra en la final del Torneo Reducido de la B Metropolitana. El volante tiene 23 años y previamente jugó en All Boys

.