Mauricio Fernández

“En Riestra no se negocia la disciplina ni el sacrificio”

Con tan solo 20 años, deja boquiabiertos a todos los espectadores y hasta a sus propios rivales.
El delantero blanquinegro, de tan solo 1,53 mts de altura, pero con un potencial enorme, charló con “Atado a Tu Locura”, donde analizó su presente en el Deportivo Riestra.

Quienes vimos a esos dos bajitos, veloces y habilidosos, descocerla en la temporada anterior, pensábamos que iba a ser difícil conseguirles reemplaza. Sin embargo, de repente y desde muy abajo, apareció otro chiquito para desequilibrar y ser ese punto de quiebre que hizo de Riestra un equipo distinto, con juego colectivo y explosión.

Mauricio Fernández llegó de Atlas para intentar demostrar que está a la altura para defender la camiseta del Malevo. De hecho, pudo observarse en los minutos que jugó en este arranque de torneo, que no le pesa la categoría y sabe utilizar bien sus armas. Además, da la certeza de que cada pelota que toca es una buena posibilidad de gol para los Blanquinegros. “Estoy muy ilusionado y emocionado por poder jugar contra equipos de Primera División”, manifestó.

No es casualidad su llegada a un club como Deportivo Riesta y el propio jugador lo sabe: “Son muy especiales acá. Si Riestra te trae es porque están convencidos que el jugador se puede complementar”. Y de eso no hay dudas, con su habilidad para gambetear en velocidad y dar siempre el pase justo y a tiempo a su compañero, hace visible lo bien que encaja en el plantel. Por cierto, ha dejado entrever que en su forma de jugar, como no podría ser de otra manera, le gustan los lujos, por lo que expresó que le agrada “tirar una rabona, picar la pelota” y sacarse a “varios jugadores de encima”. No obstante, resalta que le permiten hacer eso aunque siempre siendo fiel al juego que caracteriza a los dirigidos por Jorge Benítez: “a mi me dijeron que entre a divertirme y es lo que estoy haciendo. Tengo la libertad de hacer lo que quiera… pero sin negociar algunos conceptos”, confirmó.

A la hora de definir su sensación de formar parte de este plantel, no dudó en señalar: “¡Riestra es una locura!” y rápidamente destacó la diferencia del mismo respecto a los demás clubes sosteniendo que, en el Malevo, todo funciona distinto a como él siempre creyó que funcionaba un equipo de fútbol. “Parecen más psicólogos que entrenadores”, remató y dijo que allí nada es al azar: “No te negocian la disciplina ni el sacrificio”. Por eso, dentro de la admiración de muchos, siempre se destaca a los de Villa Soldati por venir desde la D con un proyecto, una propia idea de juego, respetada por encima de cualquier nombre, y un entrenamiento de alto nivel.

Abarcándose apenas en la actualidad futbolística del conjunto, sostuvo que están hablando mucho respecto a lo que les está faltando para poder seguir sumando, en lo posible de a tres, y sabe que es cuestión de continuar por el mismo camino y trabajando fuerte para lograr el objetivo. Mientras, él está enfocando en entrar y jugar, para así tratar de dar lo mejor de sí para ayudar a alcanzar las metas propuestas. Por ello, va a exprimir al máximo todo lo que puede aportarle al grupo.

Mauri, como suele ser llamado por sus compañeros, sabe bien lo que significa formar parte de este club y entiende lo que vale estar defendiendo esos colores en la segunda división el fútbol argentino. Lo tiene tan en claro que al finalizar, sentenció: “El equipo está acostumbrado a jugar finales y así vivimos cada partido, como si fuera una final”