El club del Diego

Riestra festeja su aniversario 87 desde su creación y en su cumpleaños, no te pierdas esta nota especial con los momentos de la institución preferida de Diego Maradona.

“Los de Riestra”, así se conocía a un grupo de jóvenes del barrio Nuevo Pompeya, haciendo referencia al nombre de la calle donde estaba situada la lechería donde solían juntarse durante los primeros años de la década del 30. El Deportivo Riestra Asociación de Fomento Barrio Colón, pero más conocido como Club Social, Cultural, Deportivo Riestra, se fundó finalmente el 22 de febrero de 1931. Adoptó los colores negro y blanco, gracias al Club Trueno que le prestó las camisetas para jugar, y recién en 2012 con la llegada de su nuevo patrocinador comenzó a usar una camiseta alternativa de color rojo.

En sus inicios el club participó en los torneos de fútbol de barrio, y hubo que esperar hasta 1946 para su afiliación a la AFA, gracias a la gestión de Pascual Trímboli, elegido en tres periodos como presidente de la institución. Participó en la Primera C, donde debutó con una derrota frente a San Telmo. Al poco tiempo, fue transferido a la nueva Primera D y en 1950 inauguró su primer estadio ubicado en el barrio porteño de Villa Soldati.

El ansiado ascenso llegó en 1953. El Blanquinegro se quedó con el campeonato de la Primera D con 39 puntos sobre 26 partidos, dos más que Juventud de Bernal. En ese torneo participaron equipos históricos del ascenso argentino como Deportivo Morón y Almirante Brown. En ese entonces comenzaron los años de consolidación en la categoría, donde no logró grandes resultados pero sí mantenerse.

Ya en la década del 60, Riestra perdió la categoría en 1963 pero las desafiliaciones de varios equipos de la D le permitieron quedarse en la Primera C. Para 1971, el club se fusionó con la Asociación de Fomento Barrio Colón y tomó su nombre junto al Deportivo Riestra.

Para los años 70, más precisamente en 1977, realizó su mejor campaña en la Primera C donde terminó en el tercer puesto por detrás de Sarmiento de Junín y Deportivo Español. En ese equipo jugaron los mellizos Atilio y Argentino Romagnoli, padre y tío de Leandro Romagnoli, el “Pipi”, ídolo de San Lorenzo.

También durante esa década, el Deportivo Riestra fue la figurita difícil de conseguir. Sí, de las más difíciles. En los años 70, tras el éxito de las “ficus” del mundial del 74, se pusieron en venta unos tarjetones cromos de colección de la marca “Fulbito”, lo que hoy serían figuritas de colección, con las formaciones de los equipos de ascenso donde la carta del Blanquinegro era una de las más codiciadas y difícil de conseguir.

Ya para 1981, el Deportivo Riestra vivió uno de los años más tristes de su historia. Por primera vez descendió de categoría y quedó condenado a jugar en la Primera D nuevamente, pero no fue lo único que perdió ya que por una decisión del gobierno militar de turno se le quitó el estadio y las tierras ubicadas en Avenida Riestra y Avenida Lacarra. Durante un tiempo el Blanquinegro hizo de local en estadios vecinos como el de Barracas Central o Sacachispas.

Con las reestructuraciones de AFA de 1986, Riestra se quedó con uno de los tantos ascensos que la Primera D otorgó hacia la C, para subir un escalón nuevamente, en un torneo donde entre otros, lo ganó por encima de su clásico rival, Sacachispas. Pero solamente le duró un año, ya que a la siguiente temporada volvió a descender y 1990 sufrió su única desafiliación en torneos de AFA.

En su regreso a la actividad, la historia fue diferente para Riestra. El primer paso fue la construcción del nuevo estadio, en un predio que se había adquirido en 1979. Ubicado cerca del barrio de Flores, justo enfrente del Nuevo Gasómetro de San Lorenzo de Almagro, en febrero de 1993 se inauguró la nueva cancha del Blanquinegro, hoy con el nombre de Guillermo Laza. Además en la temporada 93/94, “Los Malevos” como se lo conocía al equipo fundado en Nueva Pompeya, se quedó con el Torneo Reducido de la Primera C y el ascenso, en un equipo que tenía como figuras a Francisco Berscé y Julio Sánchez. Riestra logró mantenerse en la Primera C, hasta el año 2002, cuando tras campañas irregulares regresó a la D.

Sin dudas que a partir del 2012, Riestra comenzó a escribir sus campañas más doradas. Con la llegada de un nuevo patrocinador y gerenciador a la institución, de la mano de la empresa Speed Unlimited Energy Drink y el abogado Víctor Stinfale, el club logró los ingresos económicos suficientes para pegar el salto de jerarquía que le faltaba.

Así, la historia conocida. En el 2014 Riestra logró dos ascensos consecutivos, de la D a la C y de la C a la B Metropolitana, con equipos que jugaban realmente muy bien bajo la conducción de Guillermo Szeszurak y con figuras como Gustavo Rulh, Bruno Maffoni, el recordado Gonzalo Peralta, y su máximo goleador, Jonathan Herrera, quien hizo goles en todas las categorías donde jugó con la camiseta del club de Nueva Pompeya.

Allí apareció en la vida de Riestra un amor inesperado, con uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos. Diego Armando Maradona, el Diego, por su cercanía al gerenciador Víctor Stinfale, comenzó a ir a la cancha del Blanquinegro, participar en entrenamientos, charlas y hasta festejar como un hincha más los logros del club en este último tiempo.

 

Otro emblema en la vida del equipo de Nueva Pompeya es el querido y recordado Gonzalo Peralta. El Polaco, que en octubre de 2016 perdió la vida, logró los ascensos durante las temporadas 2014 y en las retinas del mundo futbolístico todavía están aquellas palabras de arenga a sus compañeros, mientras el luchaba contra su enfermedad.

Ya para el 2017, la historia conocida. Riestra le gana la final del Reducido de la B Metropolitana a Comunicaciones, en un partido que quedó en la historia por la invasión y los 5 minutos que se jugaron en cancha de Defensores de Belgrano donde el equipo de Nueva Pompeya festejó su ascenso a la B Nacional.

 

 

¡Felices 87 años, Riestra!