Con una gran actuación y un doblete de Jonathan Herrera, Riestra venció 4-1 a Fénix y se afianza en zona de ascenso. López y Sánchez completaron la goleada en el Urbano.

El elenco de Guillermo Duró venía de tres encuentros sin victorias y necesitaba un triunfo para mantener la distancia con sus perseguidores. Finalmente, no tuvo problemas en lograrlo y venció 4-1 a Fénix en el Francisco Urbano.

Los primeros minutos, Fénix tuvo tenencia y manejó la pelota pero sin llevar peligro al arco defendido por Carlos Morel. En cambio, la visita, en la primera que tuvo apareció Gonzalo Bravo con una buena habilitación a Jonathan Herrera y el goleador no falló.

El gol tempranero llevo tranquilidad para la visita que cerca de los 25 minutos volvió a golpear mediante una pelota parada que Seba López anticipó a todos y puso el 2-0.

Fénix salió a buscar el descuento y dejó muchos huecos en defensa. Riestra los aprovechó y le generó muchas situaciones de gol, aunque solo pudo concretar una con Braian Sánchez luego de una gran jugada de Herrera.

En la etapa complementaria, nuevamente Herrera se anotó en la tarde y liquidó la historia. Fernando Giménez, de penal, anotó el descuento que solo sirvió para la estadística.

Victoria importante para Riestra que volvió a encontrar su funcionamiento y rápidamente cerró el partido. 58 puntos lo mantienen en la zona caliente y en la próxima jornada deberá recibir a Sacachispas con la ilusión de ascenso intacta.