El Albinegro cayó 3-0 con Villa Dálmine y sumó su segunda derrota en el torneo. En el primer tiempo contó con algunas situaciones pero no estuvo fino y luego sufrió.

El Albinegro venía de vencer a Almagro y tenía la chance este sábado de subirse a lo más alto del torneo. Sin embargo, no pudo concretar las que tuvo y terminó resignando puntos en su primera visita a Mitre y Puccini.

El primer tiempo fue parejo y la diferencia estuvo en la efectividad de cada equipo. Riestra tuvo en Gonzalo Bravo a su hombre más peligroso y fue quien contó con las dos mejores situaciones para el elenco de Guillermo Duró. La primera no definió bien luego de un buen desborde de Víctor Gómez, mientras que en la segunda, Juan Marcelo Ojeda le sacó un tiro libre esquinado que tenía destino de gol cuando el partido ya estaba 0-2.

Por su parte, el Violeta encontró la apertura con una viveza de Catriel Sánchez que se dejó caer en el área ante la marca de Eric Tovo y el árbitro Lucas Novelli marcó penal. El ex Talleres se hizo cargo de la ejecución y puso el 1-0. Apenas 60 segundos después, Fabricio Brener se anticipó a Jonatan Goitia en un centro desde la izquierda y de cabeza amplió la ventaja para los de Lucas Bovaglio.

Riestra sintió el golpe y más allá de que Duró movió el banco tempranamente (ingresó Sánchez por Yamil Romero) no logró llegar al descuento, aunque estuvo cerca con un cabezazo de Gómez.

En la etapa complementaria, la visita salió a jugarse el todo por el todo con tres delanteros en cancha y Dálmine bien parado en defensa aguantaba los embates del Albinegro. Sobre los 15 minutos llegó la otra polémica de la tarde: Bravo se metió en el área a puro amague y fue derribado por un defensor local, pero al árbitro retrotrajo la jugada y cobró falta afuera cuando todo el banco visitante reclamaba penal.

Para colmo de males para el visitante, Brener metió un enorme zapatazo de tiro libre para decorar el resultado y eso terminó de cerrar la historia a los 20 minutos.

El resto estuvo de más, Riestra intentó pero nunca pudo encontrar los caminos, ni siquiera en un tiro libre a favor con Ojeda expulsado y con Catriel Sánchez poniéndose el buzo